Algo ha cambiado

Todo el mundo sabe que es imposible ayudar a todo el mundo pero es extremadamente difícil comprender eso en el momento en que vemos a alguien que nos necesita. ¿Qué le diría si pudiera escucharme?
Si existiera de verdad, ¿cómo me sentiría? Muy enfadada, me inspiraría mucha ira esa resignación y me parecería egoista. Algo me dice que debería sentir pena pero algo más fuerte me dice que nosotros elegimos nuestro destino.
Entonces, ¿por qué cuesta tanto aceptar las decisiones que toma cada uno con su propia vida? Si alguien realmente quiere hundirse con el barco, tirarse por la borda o correr sin rumbo; ¿debemos impedirlo o están en su derecho de actuar así aunque estemos realmente convencidos de que se equivocan y no es bueno para ellos?
Si alguien quiere que lo dejes ir o actúa como si realmente lo quisiera, ¿qué se puede hacer? Recitar interiormente como el genio de una lámpara maravillosa: “tus deseos son órdenes para mi”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: