¿Y ahora qué?

-No esperaba esta reacción y ahora no sé cómo reaccionar.
-Pero, no lo entiendo porque tú te quejas mucho precisamente de que no suceden cosas como esta, ¿por qué no lo aprovechaste?
-Podría decir que estaba demasiado cansada pero no hace falta energía para hacer algo así, de modo que sólo sería una excusa creo que lo cierto es que no me apetecía.
-Sin embargo, fuiste tú la que lo buscaste.
-Lo busque pero no creía que fuera a resultar porque hasta ahora no había sido así. Empiezo a pensar que me resultaba cómodo tener la responsabilidad de la situación fuera de mi.
-Pero en este caso en concreto la pelota está sobre tu tejado, ¿qué vas a hacer?
-Lo primero es determinar qué quiero hacer. Anoche decidí lo que debía pero ahora me doy cuenta de que no tengo que dejarme llevar por la obligación. Por una parte sí que quiero pero por otra…
Lo primero me preocupa ese tema, ya no quiero que lo sepa más gente pero en esta situación deberé esquivarlo y eso me hará sentir mal porque lo siento como una forma de mentir.
-Realmente no es así, no tienes que decirlo todo. Es lógico que te sientas más segura si lo sabe poca gente y la mayoría lo ha olvidado. Necesitas tu propio ritmo para superarlo pero ese es otro tema volvamos al que teníamos entre manos porque ya te viste ante esa situación y quitando tus juicios sobre la situación no fue para tanto.
-Creo que lo haré pero enfocándolo de la forma correcta. No es la relación que era hace años y es totalmente normal. Es muy significativo que alguien haya respondido a mi interés de esta manera, que las cosas hayan cambiado no las convierte en mejores ni en peores.
-Déjate llevar que hasta ahora no te ha ido mal de ese modo;)http://www.goear.com/listen/ed5d568/relax-take-it-easy-mika

Anuncios

5 comentarios to “¿Y ahora qué?”

  1. Exigirse demasiado nunca fue bueno. Creo que no siempre tiene por qué haber una explicación, o que es mejor que no la tenga.

    En cualquier caso, me viene una frase de una canción a la mente, que lo explica bastante mejor de lo que podría hacerlo yo:

    “Dejarse llevar, suena demasiado bien.”

    • ¿Qué es demasiado? Siempre he sido exigente así que me falta objetividad.
      Lo que no tiene explicación es mucho más difícil de aceptar porque nunca pasar el filtro de la comprensión.
      Ahora mismo mi actitud se resumen en esta frase: “ponte en pie, alza el puño y ven”

  2. Creo que, querer hacer más de lo que puedes hacer.. como una especie de límite.

  3. ¿Cómo podemos conocer nuestros límites sino nos ponemos a prueba? Leí esa frase en algún lugar y realmente no le falta razón pero es como tratar de ver donde empieza un acantilado en una noche sin estrellas ni luna, ¿merece la pena? ¿Es evitable la tentación de averiguarlo?

  4. Cuando pasamos el límite supongo que sí merece la pena buscarlo porque estamos hartos, y cuando no, no hace falta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: