Simplemente

Qué “coincidencia” para la mayoría y qué gran señal para algunos que ayer estuviera leyendo justo lo que necesitaba saber para afrontar la situación. El caso es que la idea es muy simple pero se nos escapa muy a menudo.
Lo primero que recomendaba era analizar cuando tenemos sentimientos de tristeza y malestar qué pensamiento precedió a esa situación. “Curiosamente” ya intuitivamente había llegado a una conclusión parecida analizando qué me ocurría anoche.
Si lo probamos todos veremos que hay situaciones que objetivamente no tienen nada de negativo pero a nosotros nos hacen sentir mal. No hay que ser tampoco muy listo para ver que entonces el problema no está en esa situación.
Puede ser en nuestro modo de interpretarla, en lo que esperamos, en lo que deseamos… en definitiva en nuestro pensamiento y, afortunadamente, eso es algo modificable con mayor o menor esfuerzo.
Al final va a tener razón Osho cuando dice que la infelicidad realmente se elige y no sucede.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: