Si las paredes hablarán…

-¿Quién nos iba a escuchar? ¿Quién sería capaz de prestar la suficiente atención para escuchar nuestros susurros?
-Ay, pequeña. Cuánta impotencia. Somos testigos mudos. No podemos movernos y nadie puede escucharnos. Nosotras estábamos aquí antes que vosotros. Tal vez no conozcamos la luz ni el mundo exterior pero sabemos mucho de las sombras.
-Si pudiéramos hablar, si nos escucharas, si hubiera algo que pudiéramos hacer te diríamos que eres especial. Te sientes pérdida en las brumas, das manotazos tratando de abrirte camino y no mueves los pies para avanzar.
-Muchachita linda si nos escuchas, si te paras y respiras un momento para atendernos te podemos guiar. No estamos aquí para aislarte, no podemos protegerte porque el peligro está a tu lado esperando tu vulnerabilidad.
-Hay dos cosas que puedes hacer: apoyar la espalda y esperar a qué algo suceda y se haga la luz… O bien puedes poner una mano sobre nosotras y otra al frente para comenzar a andar. Despacito, con cuidado; prepárate para evitar los guijarros del camino, párate cuando tus pies te pidan reposar pero no vuelvas la vista atrás.
¿No querrás convertirte en estatua de sal por toda la eternidad?

Anuncios

4 comentarios to “Si las paredes hablarán…”

  1. Ay si las paredes hablaran… o las estrellas… o incluso mi perro. Hay cosas que más vale mantener en secreto ¿no?.
    Por cierto… las paredes no estaban hay antes que nosotros… las levantó nuestra propia mano. =P
    Muackas

  2. ¿Tienes perro?
    No tengo muy claro que haya cosas que mantener en secreto, en cualquier caso sí creo que hay demasiados secretos a nuestro alrededores, medias verdades, mentiras piadosas…
    Tal vez las paredes sean construidas por nuestras propias manos pero permanecen después de que nosotros desaparezcamos y esa constante presencia las haría sabias si tuvieran voluntad.

  3. Me gusta tu forma de escribir.
    ¿Has visto alguna vez cómo se levanta una pared? poco a poco, ladrillo a ladrillo, con cuidado, paciencia, las hay de tantas formas y materiales… pero lo bueno es que permanecen sólidas (casi siempre) y a veces invisibles. ¿Qué te apeece más, apoyarte, como dices o que te lleven de la mano?

    • Lo primero muchas gracias por escribirme y aún más por el elogio.
      Tienes razón cuanto más alta quieres construir una pared más cuidado tienes que tener en el proceso.
      Si te llevan de la mano es muy fácil dejarte llevar y que elijan el camino por ti. Mejor descansar cuando sea necesario y continuar por nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: