Archivo para mayo, 2010

Mía

Posted in Uncategorized on 30 mayo 2010 by Sel

No soportaba tenerla tan cerca y no poderse acercar completamente. Hablaba pero no la estaba escuchando, la observaba. Veía como se apoyaba seductoramente en el marco de la puerta mientras jugaba con la cañita de su zumo, el pelo le caía como una ola sobra un lado de la cara.
De pronto le sobrevino una determinación. Esta vez sería diferente, esta vez tenía que pasar algo. Ya no podía soportar más este juego, su vida era increíblemente vacía anhelando su contacto. Además, estaba completamente seguro de que ella también sentía lo mismo; era evidente su interés pero era una niña egoísta que disfrutaba llamando la atención y jugando con sus sentimientos como si no se le partiera el alma cada vez que la veía marcharse.
-Estás realmente guapa esta noche, consiguió decirle finalmente.
-Gracias, le respondió ella distraídamente sin levantar la mirada de su zumo.
¿Eso era todo? ¿No era capaz ni de mirarle? Seguro que lo hacía para que no pudiera interpretar la reacción de sus ojos. Ella le estaba poniendo a prueba para ver cuánto la deseaba. Esta vez no se iba a dejar abatir, conocía todos sus gustos y se había adaptado a ellos. Se había esforzado por ver las películas que le gustaban, se había apuntado a los clubs de los que formaba parte, aprendía el horario de las actividades en que no podía entrar para cruzarse con ella, incluso había investigado cual era su perfume para rociar con él la almohada y pensar que dormía a su lado.
-¿Te gustaría que diéramos un paseo juntos?, dijo con una voz quebrada y temblorosa convencido de que dejaría su juego y le diría que sí, que llevaba meses esperando que se decidiera.
-Tal vez otro día, estoy cansada y me voy a casa, dijo mientras hacia ademán de marcharse lentamente. Seguía prestando más atención a su zumo que a él.
No lo podía creer, estaba sobrepasando los límites. Ella quería que él diera el paso y lo había hecho, ¿qué más necesitaba? ¿Quería llamar la atención? ¿Quería que le demostrara hasta donde era capaz de llegar por ella? Pues lo haría, esa noche lo haría y, de paso, le demostraría que esa no es forma de tratar a la gente que la ama. Todo podría ir bien, él la colmaría con todo lo que quisiera si actuará como una mujer decente debería actuar.
-Has sido una niña mala Lorena. El cambio en el tono de su voz y en su cara (que por fin había mirado) la hicieron dar media vuelta, ensayar una despedida rápida que quería aparentar seguridad y echar a andar.
-Esta noche no te irás sin mi. Voy a tardar exactamente diez segundos en abrocharme las zapatillas y después iremos a dar un paseo tú y yo.
Estaba a cierta distancia cuando terminó de hablar pero ahora le daba igual, él tenía las riendas; ahora controlaba la situación y disfrutaba con el juego. Quería demostrarle lo que se sentía cuando los más anhelados deseos no se hacían realidad, quería demostrarle que tenía que formar parte de su vida; no podía ser de otra forma.
Comenzó a contar en voz alta concentrado en sus cordones de la misma forma que antes ella lo estaba en su zumo, quería hacerla dudar de la seriedad de sus palabras. Sólo él era consciente de hasta que punto estaba decidido a hacer lo que fuera por tenerla con él esa noche y las siguientes.
Se levantó con total calma y comenzó a andar sin prisa. Descubrió el enorme placer que le provocaba ver que ella aceleraba su paso, disfrutaba tomando el mando y observando como cada enorme zancada de sus piernas equivalía a casi dos de las suyas. Aunque sabía que la terminaría cogiendo no tenía prisa por acabar ese juego, quería darle tiempo de cambiar de actitud y volverse hacía él de una vez para confesar lo que ambos sabían que sentía.
Finalmente echó a correr sin soltar aún ese dichoso zumo, jamás volvería a ignorarle de eso estaba completamente seguro, él aceleró un poco más el paso sólo para no perderla de vista pero sin querer alcanzarla. El juego se estaba poniendo interesante, esa resistencia comenzaba a excitarla y le daba un matiz de caza que le satisfacía enormemente.
Creyendo que lo despistaría giró una esquina pero él estaba alerta y giró en la anterior de modo que se encontraron de frente pero a cierta distancia. ¡Cómo brillaban los ojos negros de esa gacela!
Estaba tan cerca de ella que podía olerla y observo satisfecho que ya no llevaba el zumo en la mano. Bloqueada por el miedo su víctima se paro reconociendo que no tenía escapatoria y él sonrió anticipando la siguiente fase del juego, SU juego.

Anuncios

¡Protesto!

Posted in Personal, Reflexiones y divagaciones on 24 mayo 2010 by Sel

Sólo hay una persona que sabrá sacarle el segundo sentido al título de mi entrada pero el 1º es bastante sencillo.

A los españoles nos encanta protestar y quejarnos; lo cual no es necesariamente, o mejor dicho totalmente, malo en mi opinión.

El problema, tal y como yo lo veo, es que no solemos pasarnos de la protesta informal con la gente de confianza que no termina en ningún sitio. Lo más que podemos conseguir es provocar una reacción determinada en nuestro oyente pero más allá del desahogo que supone no le veo nada de práctico.

Y otro problema es que o somos muy egoístas o muy estrechos de miras (tal vez los dos en muchos casos) porque no nos irritamos ante las cosas más graves, importantes, injustas o trascendentes sino ante lo que nos toca a nosotros. Lo digo en concreto por el revuelo que se ha organizado ante los recortes al sueldo de los funcionarios.

No me parece una medida justa ni adecuada porque no todos los funcionarios tienen trabajo fijo ni un buen sueldo como corrientemente se piensa y las noticias con su enfoque sensacionalista nos han recordado pero antes de eso había millones de parados, las organizaciones no daban a basto para ayudar a las familias que no llegaban a fin de mes y sí, se protestaba a gritos en los bares con una caña o una copita de vino pero no escuche amenazas de huelga general por parte de ningún sindicato.

Esta protesta me incluye porque no hago todo lo que podría hacer por cambiar las cosas que me rodean así que me llamo también la atención a mi misma y espero que a alguien más le cale el mensaje. Me gustaría terminar con unas líneas muy famosas aunque no sé si se conoce al autor.

Primero arrestaron a los comunistas – pero yo no era comunista, así que no hice nada. Más tarde vinieron a por los social demócratas – pero yo no era social demócrata, así que no hice nada. Después arrestaron a los sindicalistas – y no hice nada porque yo no era uno de ellos. Y luego vinieron a por los judíos y después a por los católicos, pero yo no era ni judío ni católico y por eso no hice nada. Finalmente vinieron a por mí y me arrestaron – y ya no quedaba nadie para que pudiera hacer algo al respecto.

Me da Vértigo pensar en el futuro a veces.


Najwa y el velo educativo

Posted in Uncategorized with tags on 14 mayo 2010 by Sel

Una inflación de identidades sobreentendidas recorre el caso de Najwa. Subrayemos que se trata de un caso, no de una plaga. Najwa no es uno de los 750.000 nacionales de Marruecos que residen en España, ni se incluye entre los 200.000 alumnos extranjeros que cursan la ESO. Es una española de religión musulmana y de origen marroquí. Ignoramos cuántos alumnos de ESO se declaran musulmanes, pero sí que sabemos que musulmán no equivale a inmigrante ni a extranjero.

En realidad, las lecturas que se están haciendo del velo nos dicen más de quiénes las formulan que del caso en sí. Porque, en lo que a ella respecta y como enseña el manual de la adolescencia, no hay ni sumisión al padre ni fundamentalismo religioso. Ha sido ella y no su progenitor quien ha decidido seguir estudiando en otro instituto.

Najwa tiene 16 años y desde hace dos meses lleva el pañuelo. Según parece tiene una colección de velos y quiere ir a la universidad para estudiar matemáticas. En otras palabras: es una joven que consume y está interesada por las ciencias tanto como por las creencias. Está forjando sus identidades como mujer, musulmana, futura matemática y profesora, entre otras varias que irá añadiendo a lo largo de su vida.

En realidad, Najwa es un ejemplo para los miles de muchachos inmigrantes o no. Un caso de superación de los dos principales déficits que presentan los alumnos de origen marroquí: el aprendizaje del idioma y la determinación de llegar a la universidad. En otras palabras: se trata de vencer el obstáculo lingüístico y la desventaja de la clase social. La inferioridad en el dominio del castellano es de carácter temporal y leve y se compensa con las competencias en su otra lengua. La rémora del origen social la comparten con los nativos de su misma condición y requiere la implicación a fondo y a largo plazo de Gobierno y profesores.

Y es en la contribución para que prosiga sus estudios hasta la universidad donde suspenden los dos institutos que la han marginado. Descentrar a una alumna al final del curso no es un ejemplo de buenas prácticas de integración. Podrían haber esperado dos meses. El velo no dificultaba su rendimiento ni el de sus compañeros, y la tarea principal de la enseñanza pública no es la de marcar a los alumnos con categorías que no son propias del sistema educativo tales como el lugar de nacimiento, la nacionalidad o la religión.
ANTONIO IZQUIERDO
Catedrático de Sociología
diario PUBLICO, 2 Mayo 2010

Darle la vuelta a la tortilla

Posted in Uncategorized with tags on 4 mayo 2010 by Sel

Porque sino se quema.
A veces hay que mirar el lado oculto de la luna y arriesgarse para ganar. Simplemente probar algo que nunca hemos probado como dejar de pensar.
Muchísimas cosas no tienen explicación o al menos escapa a nuestro alcance pero ¿realmente es necesario comprenderlo?
Es agradable mantener contacto con lo mejor de nuestro pasado aunque sea una vez al año. Incluso puede ser un reto, plasmar en unas líneas todo lo que nos gustaría decir cada día. Es inusual y me encanta que sea así, no mucha gente vive la misma situación así que bienvenida.
En cuanto a lo otro. Lo desconocido provoca miedo al ser humano, es una reacción instintiva que asegura (en parte) nuestra supervivencia. Sólo hay que esperar para que el futuro se convierta en presente y lo oscuro en claro. Toda situación tiene ventajas e inconvenientes pero cuando es inevitable ¿de qué nos sirve dale vueltas a todo lo que puede salir mal? Somos los seres con mejor capacidad de adaptación, ¿realmente eso que nos preocupa nos superaría si llegar a pasar? Probablemente no así que no tiene sentido protegerse. Prefiero usar mi inquieta mente en sacar positivas e ir con el ánimo adecuado.
No me enrollo más porque hay dos canciones que resumen lo que quiero decir.
http://www.goear.com/listen/be29fa9/hoy-puede-ser-un-gran-d%C3%ADa-joan-manuel-serrat
http://www.goear.com/listen/44c76db/puede-ser-conchita