¡Protesto!

Sólo hay una persona que sabrá sacarle el segundo sentido al título de mi entrada pero el 1º es bastante sencillo.

A los españoles nos encanta protestar y quejarnos; lo cual no es necesariamente, o mejor dicho totalmente, malo en mi opinión.

El problema, tal y como yo lo veo, es que no solemos pasarnos de la protesta informal con la gente de confianza que no termina en ningún sitio. Lo más que podemos conseguir es provocar una reacción determinada en nuestro oyente pero más allá del desahogo que supone no le veo nada de práctico.

Y otro problema es que o somos muy egoístas o muy estrechos de miras (tal vez los dos en muchos casos) porque no nos irritamos ante las cosas más graves, importantes, injustas o trascendentes sino ante lo que nos toca a nosotros. Lo digo en concreto por el revuelo que se ha organizado ante los recortes al sueldo de los funcionarios.

No me parece una medida justa ni adecuada porque no todos los funcionarios tienen trabajo fijo ni un buen sueldo como corrientemente se piensa y las noticias con su enfoque sensacionalista nos han recordado pero antes de eso había millones de parados, las organizaciones no daban a basto para ayudar a las familias que no llegaban a fin de mes y sí, se protestaba a gritos en los bares con una caña o una copita de vino pero no escuche amenazas de huelga general por parte de ningún sindicato.

Esta protesta me incluye porque no hago todo lo que podría hacer por cambiar las cosas que me rodean así que me llamo también la atención a mi misma y espero que a alguien más le cale el mensaje. Me gustaría terminar con unas líneas muy famosas aunque no sé si se conoce al autor.

Primero arrestaron a los comunistas – pero yo no era comunista, así que no hice nada. Más tarde vinieron a por los social demócratas – pero yo no era social demócrata, así que no hice nada. Después arrestaron a los sindicalistas – y no hice nada porque yo no era uno de ellos. Y luego vinieron a por los judíos y después a por los católicos, pero yo no era ni judío ni católico y por eso no hice nada. Finalmente vinieron a por mí y me arrestaron – y ya no quedaba nadie para que pudiera hacer algo al respecto.

Me da Vértigo pensar en el futuro a veces.


Anuncios

4 comentarios to “¡Protesto!”

  1. Tienes toda la razon.
    A mi me está dando vértigo el presente, el cómo están las cosas, como no evolucionamos sino que nos quedamos metidos en nuestra conchita y, como dice el texto, “como a mi no me toca”… y es que lo peor es que aunque nos toca, ahí seguimos inertes esperando que alguien lo soluciones por nosotros. Creo que formamos parte de una generación un poco plasta y comodona.
    Me encantaría ver a la gente protestando (a mi la primera) con el mismo fervor que lo hacen/hacemos para que gane nuestra selección o recoger firmas para que echen a no sé quién de la TV porque le pasa “no se qué”.
    Creo que la pregunta sería ¿qué nos pasa? o, lo que da más miedo ¿qué no nos pasa?

    Un besito

    P.D. ¡¡ Qué buena la imagen del colega en el bar con su cañita y hablando de cómo arreglaría él el mundo !! me recuerda a alguien…

  2. Tu segunda idea es algo que también me ronda muchísimo la cabeza. ¿Por qué hay colas enormes para ver en concierto a un artista o ir a un partido mientras que no tiene poder de convocatoria las actividades “populares” de las ONG?
    Yo no quiero sumirme a esa marea de gente plasta y comodona que mencionas pero la verdad es que hace falta más convicción, energía y seguridad de la que tengo ahora mismo para mantenerte con tanto mensaje derrotista e individualista que nos rodea.: “¿qué podemos hacer nosotros?” “¿crees que puedes cambiar algo realmente” y la que más me irrita: “así son las cosas”.
    Pero es que ayer lo decía, si me dieran la oportunidad y el poder de cambiar lo que quisiera no sabría por donde empezar. Trato de mejor mi propia vida y ya me abruma el exceso de información, responsabilidades…

  3. Sölo una cosita más par que veamos dónde estamos: tengo un montón de amigos funcionarios que no van a la huelga del día 8, ¿por qué?, por el siguiente razonamiento:
    “ya me bajan el sueldo, ya me lo han quitado y ¿encima me van a descontar el día de huelga que no va a servir para nada?, mejor trabajo, total, me lo van a quitar igual”…
    ¿qué crees que es? derrotismo , comodidad?

  4. Intuyo que la mayoría de personas a las que plantearas esa cuestión de dirían que son personas prácticas simplemente.
    Pero yo que no suelo ser muy práctica pienso que es una excusa para sentirse bien con ellos mismos ante el abandono.
    Yo tampoco iré a la huelga porque no estoy de acuerdo en ese enfoque tan centrado en el recorte a las funcionarios cuando son 9 medidas creo. Prefiero dedicarme a seguir creando una generación diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: