Heridas abiertas

No lo entiendo, ¿por qué me mientes? No lo comprendía antes ni puedo hallarle explicación ahora.
Uno de los dos me está engañando completamente y eso duele enormemente. Me hace daño que me engañéis, que me ocultéis la verdad, que tergiverséis la información.
No sé cómo actuar ni comportarme porque no sé a qué mensaje tengo que adaptarme. No puedo ser indiferente y no sé cómo reaccionar. Siento muchísimo dolor, tristeza y rabia.
Estoy enfadada porque me hacéis daño, la gente que te quiere no debería hacerte daño. Pero lo hacéis y yo estoy sola, necesito un abrazo en este mismo instante pero sólo tengo mis brazos que caen sin fuerza a los lados del cuerpo o me limpian las lágrimas.
También siento muchísimo vuestra situación, podríamos afrontarla juntos como una familia y apoyarnos los unos en los otros. Siempre me he sentido aparte y eso duele.
Ahora que empezaba a darme cuenta de que cuanto dolor y tristeza había guardado dentro viene un poco más, ya antes me preguntaba si sería capaz de manejarlo. Me sentía ante una presa rebosante y a punto de estallar.
Cuando me atrevo a empezar a abrir la caja de Pandora con fe en que cuando todos los males del mundo salgan quedé en el fondo la esperanza vienen a reavivar viejas llamas cuando no estaba preparada para protegerme del fuego.
Este fuego Valirio no se apaga con agua, puedo llorar mares y sigue brillando, quemándome las entrañas. Probablemente nunca lo sabréis y seguramente sea mejor así pero duele mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: