The good decision making

Y con ese tema retomo mis reflexiones y divagaciones en el blog.

Es un tema muy recurrente pero no quiero centrarlo en general porque realmente es una reflexión para mi mayormente centrada en las decisiones que tendría que hacer yo ahora mismo.

No me gusta hacer las cosas sola en general y opinar es una acción que ejerzo menos de lo que debería porque inconscientemente me dan mucho miedo las consecuencias que siempre imagino terroríficas.

Por otro lado, están también las decisiones que no sólo me atañen a mi sino a más gente. Normalmente yo quiero que se decida en el momento y se mantenga pero la gente tiende a tomarse las cosas con más calma y eso me desespera.

Sin embargo, no me suele preocupar lo que representa este camino: las diversas opciones que derivarán en aún más diversas consecuencias; la eterna pregunta de ¿habré tomado el camino correcto? Probablemente esté relacionado con que nunca me arrepiento porque no es práctico, es algo en lo que llevo esforzándome tantos años que me sale automático.

Llegados a este punto me doy cuenta de algo, ya estoy en disposición de opinar (decisión 1 tomada) y las que no dependen de mi están encarriladas así que a esperar respuestas (decisión 2 tomada también) a veces las cosas son más fáciles de lo que nos parecen.

Anuncios

3 comentarios to “The good decision making”

  1. princessatriste Says:

    “Caminante no hay camino” … no he podido evitar acodarme de esos versos que creó Machado cuando he leído tu reflexión, aunque también me ha evocado a estos otros versos de Tolkien:

    “El camino sigue y sigue

    desde la puerta.

    El camino ha ido muy lejos,

    y si es posible he de seguirlo

    recorriéndolo con pie fatigado

    hasta llegar a un camino más ancho

    donde se encuentran senderos y cursos.

    ¿Y de ahí adónde iré? No podría decirlo.”

    ******************************

    Aún detrás del recodo quizá todavía esperen

    un camino nuevo o una puerta secreta;

    y aunque a menudo pasé sin detenerme,

    al fin llegará un día en que iré caminando

    por esos senderos escondidos

    que corren al oeste de la Luna, al este del Sol.

  2. Las decisiones siempre son difíciles, pero hay un buen dicho que dice “Quien no arriesga no gana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: